Clínica del comportamiento

 

Nuestro personal posee especialización avanzada en etología clínica y trabajamos con adiestradores especializados y de altísima acreditación.

 

El primer paso para tratar un problema de comportamiento es el mismo que para un problema físico y es un diagnostico correcto realizado por un veterinario especializado basado en pruebas especificas que certifiquen la naturaleza del proceso. En este sentido seria una imprudencia realizar un tratamiento conductual sin unos análisis previos que descarten enfermedades que como hipotiroidismo, artrosis y otras muchas influyen en el comportamiento de nuestras mascotas . Así mismo la aplicación de tratamientos farmacológicos  es labor única del veterinario que es el que puede recetar y hacer seguimiento de moléculas psicotrópicas. Por último los tratamientos conductuales deben apoyarse en estos reconocimientos clínicos y ser llevados a cabo por adiestradores fiables y profesionales.